¡Arriba los corazones!

"Sed tengo", "Sitio" en latín, es una de las siete palabra de Jesús en la Cruz. Es Su disponibilidad que convoca a la nuestra, invitándonos al “sacrificio de la alegría”: a “hacer de tripas corazón”, para mirarlo a Él.

¡Arriba los corazones! es una frase de aliento que nos remite al "Elevemos el corazón" de la Misa, que nos dispone para el sacrificio, dejando que Él nos dirija.

miércoles, mayo 30, 2012

En la fiesta de Santa Juana de Arco, "Santa de los Tiempos Modernos" (a los 600 años de su nacimiento)




En el año que se cumplen 600 años del nacimiento de Santa Juana de Arco, KTO ha emitido hoy este documental, en el aniversario de su muerte, acompañado del siguiente texto:

Tendemos a olvidar que Juana de Arco, símbolo de la valentía, la lealtad y la esperanza, estaba imbuida desde la infancia de una misión divina.  Apenas se recuerda el apoyo que recibió de las voces del arcángel San Miguel, de Santa Catalina y Santa Margarita, que la inspiraron constantemente.  Pero, ¿qué sabemos realmente de la profunda espiritualidad de quien la Iglesia ha rehabilitado la memoria elevándola al rango de Santa, para que sea siempre gloria de Francia, donde ha sido declarada patrona secundaria?

Este cautivante programa, filmado en las locaciones donde nació, vivió y murió Juana de Arco, destaca la espiritualidad de esta santa, cuya bondad transcendió a su grandeza, y sigue siendo una de las figuras más significativas de la historia francesa.  Un documental bello y fascinante , que arroja nueva luz sobre la personalidad de Juana.  De ella dijo Julio Quicheral con razón:  "Santa de la Edad Media, que la Edad Media rechazó, debe convertirse en santa de los tiempos modernos".

ORACIÓN A SANTA JUANA DE ARCO


Santa Juana de Arco
(Canonizada en 1920)

(Oración compuesta por Linda Fowler, tomada de la página Devocionario Católico)

Amada y gloriosa Santa Juana de Arco, mi patrona especial, amiga y hermana en Cristo. En este día vengo delante de ti para agradecerte los favores que has obtenido para mi y mi familia y para pedirte tu continua intercesión junto con la Virgen María ante Jesús.
Ayúdame a luchar las batallas que Dios me envía todos los días con el mismo coraje y dedicación que tuviste tu. Aunque mis batallas pueden ser más pequeñas y diferentes a las que tu fuiste llamada, necesito la gracia para rendir mi voluntad a la de Dios todos los días
Así como llevaste una armadura física, ayúdame a ponerme la armadura espiritual a la que San Pablo nos invitaba a llevar y así permanecer siempre en estado de gracia.
Acompañame en mi hora postrera para que pueda entrar en la eternidad con fe en la divina misericordia de Dios sin importar la clase de muerte que me depare su voluntad.
Ayúdame a mantener mi vista en Jesús, en su crucifixión y en María Inmaculada. Obtenme la señal de la gracia que necesito en esa hora con el honor y privilegio de estar cerca de ti en la corte celestial junto con mi familia, San José y todos los santos y ángeles, alrededor de los tronos de Jesús y María por toda la eternidad.
Santa Juana, virgen y mártir, ruega por mí. Amén.

No hay comentarios.: